EUROPA,  ISLANDIA

Alojamiento y transporte para recorrer Islandia: ¿Por qué elegir una furgoneta?

Islandia ha estado en nuestra lista de deseos viajeros desde hace un montón de tiempo, en concreto, desde mayo de 2014, en una de nuestras primeras visitas a Expovacaciones. Estábamos buscando un destino para las vacaciones del año, después de haber recorrido Nueva Zelanda a finales de 2013. En aquel momento, descartamos el  ‘País de Fuego y Hielo’ porque nos pareció un destino con atractivos similares a nuestras Antípodas. Y claro, por el precio. Porque si hay algo que te viene a la cabeza cuando piensas en este país nórdico, además del frío, es su alto nivel de vida y, por tanto, los elevados precios para unos mochipijos como nosotros. Sólo como dato, el salario mínimo mensual en Islandia desde el 1 de Abril de 2020 está fijado en 335.000 ISK, o aproximadamente 2075 €, mientras que el salario medio de los ciudadanos islandeses es de unos 4300 € al mes. Así que sí, podemos decir que Islandia no es un destino ‘low cost’.

Por esta razón, y porque a la mitad femenina de ohmywanderlust le cuesta renunciar a algunos días de playa en el destino de vacaciones elegido, año tras año, Islandia seguía en nuestro Top 5 de destinos deseados, pero nunca llegaba al número 1. Hasta que llegó 2020. Y una pandemia mundial. Y una lista interminable de viajes, escapadas y planes cancelados que nos permitía ahorrar algo más de lo habitual. Y una serie en Netflix, ‘Los asesinatos del Valhalla’, que nos hacían recordar unos paisajes increíbles. Y el Gobierno de Islandia, que toma la decisión de ser de los primeros países en abrirse de nuevo al turismo.

No podíamos renunciar a todas estas casualidades, así que nos vimos en ‘la obligación’ de retomar la planificación del viaje al país nórdico, empezando, como siempre hacemos, por el presupuesto. ‘¿Podemos permitirnos viajar a XXX?’ es la pregunta que siempre nos hacemos cuando un destino empieza a hacerse un hueco en nuestro planes. Sabíamos que, al contrario que en otros viajes a destinos más lejanos donde la mayor partida del presupuesto suele ser la correspondiente a los vuelos, en este caso lo que más nos preocupaba era lo correspondiente al alojamiento y transporte.

En ese momento nos planteamos la posibilidad de unir esos dos ‘problemas’ y recorrer Islandia en furgoneta o autocaravana, en lugar de la opción inicial que era coche de alquiler y hoteles. Ya habíamos recorrido de esta forma otros países como Australia o Nueva Zelanda, pero esta opción contemplaba retos distintos, por las características del viaje y del país en sí. Así que, para ayudarnos a tomar la decisión adecuada, decidimos elaborar la siguiente lista de pros y contras, que compartimos por si tienes el mismo dilema que teníamos nosotros:

Ventajas de viajar en furgoneta por Islandia

  • Libertad:

Para nosotros, una de las principales ventajas de viajar en furgo es la flexibilidad que se obtiene al planificar un viaje. ¿Que uno de los lugares en los que pensábamos hacer noche no nos convence? Pues buscamos otro. ¿Qué un sitio nos enamora y decidimos alargar nuestra estancia? Pues no hay problema. ¿Que la ruta de un día es más corta o más larga de lo que habíamos planificado? ¡Pues nos adaptamos! Al no tener reservas hechas, la libertad para organizar sobre marcha es mucho mayor.

  • Dormir en lugares privilegiados:

A pesar de que en Islandia es obligatorio pernoctar en un camping ya que la acampada libre no está permitida, la mayoría de los lugares habilitados tienen ubicaciones increíbles que, si fueran hoteles, tendrían precios prohibitivos. ¡Es maravilloso despertarse, mirar por la ventana, y disfrutar de las vistas!

  • Equipaje organizado:

A pesar de que nosotros viajamos con poco equipaje, una de las cosas que más me fastidia cuando dormimos cada noche en un alojamiento distinto es tener la mochila hecha un desastre. Por mucho que intente mantenerla ordenada, en cuanto pasan dos días. Por eso para mí, poder deshacer el equipaje y tener las cosas siempre en el mismo sitio aunque cada noche duermas en un lugar, ¡es genial!

  • Cocina:

Algo imprescindible para nosotros en un país como Islandia, donde comer y beber fuera de casa es prohibitivo, era poder cocinar la mayor parte de nuestras comidas. Siempre nos gusta comer o cenar algún día ‘de restaurante’, pero ya sabíamos que en este viaje tendría que ser muy esporádicamente. Además, al tener nuestra propia cocina, es posible comer en cualquier lugar y a cualquier hora, sin tener que estar pendientes de que exista un lugar que proporcione este servicio y de sus horarios. ¡Y qué vamos a decir de la nevera! Para nosotros no son vacaciones si no nos tomamos alguna cervecita diaria, y la cerveza del supermercado siempre es más barata que incluso la ‘Happy Hour’.

  • Precio:

En nuestro caso, por las fechas y el tipo de furgoneta que estábamos buscando, el precio de la opción ‘furgoneta’ frente a la opción ‘coche+hotel’ resultaba ser bastante mejor, por lo que incluyo este motivo como punto a favor para la furgo. Es posible que en otras épocas o si eliges otro tipo de vehículo más grande, con más comodidades o incluso 4×4, el precio se incremente mucho y entonces este punto pase a ser un inconveniente en lugar de una ventaja.

Ventajas de viajar en coche + hotel

  • Comodidades:

Es evidente que uno de los grandes hándicaps de viajar en furgoneta es la falta de comodidad. Pasar la noche en un hotel te permite disfrutar de una buena ducha para comenzar el día con fuerza; también te ofrece una cama cómoda para descansar después de un largo día de viaje; e incluso ofrece entretenimiento, como televisión o wifi. Además, muchos de los hoteles en Islandia cuentan con los llamados ‘hot tubs’, mini piscinas o maxi bañeras de agua caliente gracias a la energía geotermal que nos parecen el final perfecto para un día de roadtrip recorriendo el país.

  • Frío:

Para una friolera como yo, algo muy importante a la hora de planificar el viaje a un país nórdico era evitar el frío a toda costa. ¡Y eso que nuestro viaje era en verano! Pero digamos que el verano islandés no tiene mucho que envidiar al invierno vasco… A pesar de que la mayoría de las furgonetas de alquiler en Islandia tienen calefacción estática, ésta tiene sus limitaciones y además, lo de abrigarse cada vez que necesitas ir al baño no te lo quita nadie. Estamos seguros de que los hoteles islandeses están maravillosamente preparados para no pasar ni gota de frío en ninguna época del año.

  • Reservas confirmadas:

A pesar de que tener flexibilidad para montar la ruta según las necesidades es una gran ventaja, también lo es, por otra parte, no tener que preocuparse por buscar alojamiento cada día, e ir a tiro hecho. Con la furgoneta siempre existe la duda de ‘¿estará abierto el camping XXX?’ o ‘¿tendremos sitio en XXX lugar?’. Si ya tienes las reservas de alojamiento de antemano, ¡esa parte de incertidumbre que te quitas!

Con esta lista de pros y contras nuestra decisión estaba clara: ¡nos esperaba un roadtrip en furgoneta por Islandia! Ahora solo nos quedaba buscar algo con las tres Bs: bueno, bonito y barato. Nos habría encantado poder alquilar una autocaravana grande, incluso de las que incluyen baño pero los precios se nos iban de las manos.

También valoramos alquilar una furgoneta 4×4, porque mucha gente nos habló de que los puntos más bonitos de Islandia están fuera de la carretera principal de circunvalación (Ring Road) y el resto de vías no están en las mejores condiciones. Sin embargo, y dado de que nuestra ruta por el país sería de sólo 10 días, sabíamos que no podríamos dedicarnos a mucho más que las atracciones principales (aunque finalmente nos desviamos bastante incluso por algunas carreteras de grava por donde los turismos convencionales están permitidos).

Y así, tras mucho comparar los millones de agencias de alquiler de furgonetas que existen en Islandia, descubrimos GoCampers, y no podemos hacer más que recomendarles. Desde el primer momento se mostraron súper atentos con nosotros, atendiéndonos a través de email o del chat disponible en su página web casi instantáneamente. Creo que no les pudimos volver más locos con las fechas del alquiler, tras los cambios respecto a la cuarentena para los viajeros que impuso el Gobierno de Islandia sólo dos días antes de nuestra llegada, y aún así, fueros increíblemente amables con nosotros.

Se trata de una agencia con sede en Hafnarfjörður, muy cerca del centro de Reykjavik, pero por un pequeño suplemento pueden recogerte en el aeropuerto y también en el centro de la ciudad. Su flota de furgonetas abarca desde algunas pequeñas, tipo Kangoo, hasta otras más grandes o con tracción 4×4.

Nosotros elegimos un término medio, su Go LITE, una Renault Traffic para 3 personas, con calefacción estática. Estaba perfectamente equipada con todo lo necesario para un roadtrip, con camping gas, nevera eléctrica, fregadero, y todos los utensilios de cocina necesarios para realizar comidas básicas. Además, ofrecen todo tipo de extras por precios muy económicos: sillas y mesas de camping, inversores para cargar los dispositivos electrónicos e incluso sacos de dormir por si no te cabía el tuyo en la mochila.

También ofrecen kilometraje ilimitado durante los días que dure el alquiler, lo cuál no es muy habitual. Hasta tuvimos que probar su asistencia en viaje, al menos telefónica, ya que nos saltó un aviso de fallo en el cuadro de instrumentos que finalmente quedó en nada, pero podemos decir que nos atendieron rapidísimo y nos ofrecieron toda la ayuda que necesitáramos.

Pero lo que más nos convenció a nosotros por viajar en mitad de una pandemia mundial, fue su política de cancelación, ya que ofrecen un reembolso total de lo adelantado si la cancelación de la reserva se hace con al menos 48 horas de antelación.

Si os animáis a organizar vuestro roadtrip por Islandia, ¡no dudéis en consultar con GoCampers para obtener vuestro presupuesto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *