ÁFRICA,  KENIA

¿Es posible realizar un safari en Kenia sin empeñar un riñón?

La respuesta es . Aunque tenemos que señalar que, aunque más accesible que los paquetes organizados, hacer un safari por libre por Kenia sigue siendo caro, muy caro.

.

Desde enero de 2017 teníamos un objetivo claro para ese año: teníamos que pisar África por primera vez. Fue después de uno de los múltiples episodios de ‘Españoles en el Mundo’ que nos chupamos habitualmente cuando Jorge concretó aún más el destino. Teníamos mono de animales así que ¡había que hacer un safari! Y como yo soy taaaan fácil de convencer, ¡no pude decirle que no!

Aunque posteriormente descubrimos la posibilidad de ir a Sudáfrica, Namibia o Botswana, desde el principio nos enfocamos en los dos destinos para safaris por excelencia: Kenia y Tanzania. Y la decepción fue máxima, porque los precios que nos ofrecían eran una barbaridad…

Lo más barato que conseguimos fue un paquete de 5 días/4 noches visitando la Reserva Nacional del Masai Mara y el Parque Nacional Naivasha, por aproximadamente 900 USD (aprox 730 €) cada uno, alojándonos en tiendas de campaña premontadas y con pensión completa incluida. Demasiado caro para nosotros, pobres mochipijos…

Es muy probable que negociando con los proveedores en directo, una vez aterrizados en Nairobi, se puedan obtener mejores precios, pero uno de nuestros mayores hándicap es el tiempo… Sólo disponemos de un mes al año para viajar, y no podemos permitirnos el lujo de perder 1 ó 2 días de nuestras vacaciones en regateos.

Hay que reconocer que sólo las entradas a los parques/reservas nacionales ya son una parte importante de ese presupuesto. Por ejemplo, la entrada al Masai Mara supone 80 USD (aprox 65 €) por persona, peeeero por 24 horas de acceso al mismo. Y ahí es donde nos dimos cuenta del truco de todas las agencias: te ofrecen, por ejemplo 3 días de safari, pero eso son 2 entradas, porque sólo se accede al parque/reserva la tarde del primer día, el segundo día completo y la mañana del tercer día.

Y tras rechazar un montón de ofertas para millonetis y a punto de darnos por vencidos, leemos en un blog otra posibilidad ¿y si alquilamos un 4×4 y nos vamos solos a buscar los leones?

Esa misma tarde se lo planteé a Jorge y su respuesta fue la esperada: “¿Pero tú estás loca?”.

Aunque no tuve que esperar muchas horas para volver a oír: “Oye, eso que comentamos ayer de ir de safari por libre… creo que tenemos que valorarlo seriamente”.

Como podéis imaginar, no necesité mucho más para ponerme con la investigación, que, por cierto, no fue nada fácil. Digamos que los keniatas son duros negociadores y que el regateo es inevitable.

Y la decisión final fue llevarnos a Kenia nuestra tienda de campaña y alquilar un 4×4 para desplazarnos y realizar los game drives por nuestra cuenta en los parques y reservas que visitáramos.

Y así es como, unas semanas más tarde, nos plantamos en Nairobi, con la mochila colgada y una tienda de campaña de los 90 en la mano.

Si quieres saber cómo alquilar un 4×4 en Kenia, te lo contamos aquí. Y si estás planeando un viaje parecido, aquí puedes ver nuestro itinerario.

Permaneced atentos que proximamente os iremos contando más cosas de este viajazo, y ya os adelantamos que las aventuras no fueron pocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *